miércoles, 7 de marzo de 2012

Nada más. Tan solo letras.

    

Hay veces que tienes ganas de escribir sin sentido. De que fluyan las palabras y a ver qué pasa. No todo tiene que moverse por un ligero orden, con orden y sin caos. La vida está hecha de retazos de colores que fluyen formando nuevas mezclas. Nuevas historias. A veces hay que terminar bien una para poder comenzar otra. Sin costuras flojas, de esas que un poco de viento las puede romper. Que suene el aire, pero no se sepa dónde. Que te haga ondear el cabello, gires y no huelas nada. Ni siquiera un poco de azufre, ese olor que ya inhalas sin querer en cuestión de segundos. Frío. De repente sientes esa ráfaga de viento fresco, pero familiar. Que sabes que ya te ha agitado los bajos del vestido más de una vez, y que tú le has dejado, loca insensata. Que quieras sentir cómo ruge en tus oídos, que te avise que es peligroso y que no quieras amparo. Que llegue la calma, y que el sol te recoja entre sus brazos, que te ponga más bella y te coloree los labios del mismo tono que tus mejillas al sonrojarse. A veces puede cegarte y llegar a marear, pero no es peor que el viento que hace que tus ideas se nublen y te encuentres perdida en medio de la multitud. En ese momento busca el Sol. Te estará esperando con algunos royos alumbrando para que le veas llegar. Él no te abandonará, no te hará que cambies el sentido de tus pasos, sino que te hará avanzar, conociendo tus miedos y sabiendo en lo que no puedes dar marcha atrás. Su poder es como un enjambre de abejas que te obliga a avanzar y dejar de tener miedo. Miedo al viento. Sentirás calor donde tu costuras estén rotas y ya no recordarás porqué lo estaban. Cogerás hilo y aguja y tú misma coserás con parches de luz lo que no tapa tu piel. Para poder así, lucir vestidos de encaje y pantalones con puntilla sin reparo ninguno. El sol protegerá lo visible a ojos de lo imprevisible y lo invisible por medio de su cortina de fuego. Ya nadie más podrá atreverse a descoser lo que algún día creó aires de inconsciencia en un corazón todavía sin colorear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.